Es una innovadora técnica de ortodoncia basada en la evolución progresiva de unas férulas transparentes, extraíbles, cómodas y estéticas, fabricadas a la medida de cada paciente:

    * sin braquets
    * sin alambres

Las férulas o alineadores de Invisalign se usan 22 horas al día , a excepción de las comidas y para el aseo diario de la boca, lo que supone una gran ventaja frente a las antiguas técnicas.

El alineador modifica, mediante leves movimientos progresivos y casi imperceptibles, la posición de los dientes. Cada quince días se sustituye el alineador por uno nuevo y, la suma de todos ellos, dará lugar a la posición perseguida por el paciente y prescrita por el ortodoncista.

Cada paciente recibirá, un exclusivo plan de tratamiento individualizado para lo cual, el ortodoncista, recurrirá a un sofisticado software mediante el que planificará, alineador tras alineador, un tratamiento virtual en 3D.

Esta herramienta informática tridimensional, permitirá  la previsualización de las diferentes etapas del tratamiento y, lo más importante, el paciente verá el resultado final del mismo. Todo ello facilitará el consenso entre paciente y especialista para el planeamiento definitivo a seguir para poder conseguir unos dientes perfectamente alineados.

Finalmente, el tratamiento se adapta al ritmo de vida del paciente y no éste al ritmo del tratamiento.