La primera vez que vengas a la clínica, te pediremos que rellenes un pequeño formulario donde anotarás tus datos personales y médicos, esto es debido a que determinadas enfermedades y medicamentos pueden influir en el estado actual de tu boca y en el tratamiento de ortodoncia.  

Te pediremos que nos digas que aspecto de tu boca y de tu sonrisa quieres mejorar para así analizar juntos las opciones que mejor se adaptan a ti.  

Para comenzar el tratamiento, se te tomarán unas impresiones de silicona de tu boca, dichas impresiones serán mandadas a Invisalign a Estados Unidos para que ellos puedan escanear y realizar en tres dimensiones un modelo de tus dientes.  

Mediante internet, estudiaremos en profundidad estos modelos tridimensionales virtuales, contándole nuestro detallado plan de tratamiento a los técnicos de Invisalign. Comenzando así un proceso intenso de estudio y planificación de los movimientos dentales más adecuados para cada caso.  

Cuando ya se tienen claros los resultados a obtener, debido a esa comunicación continua con align technology, ya tenemos nuestro clincheck.  

En una nueva visita, nos reuniremos contigo para ver juntos este clincheck, que consistirá en ver en el ordenador como se irán moviendo los dientes a lo largo del tratamiento hasta llegar al resultado final. Antes de aprobar dicho clincheck, se pueden hacer las modificaciones que se crean convenientes. Una vez aprobado, comienza el proceso de fabricación de los alineadores.  

Transcurridas de 5 a 7 semanas se dará una nueva cita para la colocación del primer alineador, las citas sucesivas serán cada 4 u 8 semanas donde se realizará la revisión de ortodoncia y se darán de 2 a 4 alineadores normalmente, para que cada dos semanas tú puedas cambiarlo. 

Puede ser necesario tener alguna cita más larga para colocar ataches y realizar IPR.